sábado, 10 de diciembre de 2016

Costillas de Hojaldre con cabello de ángel



Parece ser un postre muy típico de la región de Murcia, aunque yo lo he comida en diferentes provincias españolas. Su base es el hojaldre y el cabello de ángel, aunque las variedades son tantas como la imaginación tenga el cocinero.
El hojaldre es una masa complicada de elaborar, las actuales masas de hojaldre nos van a ayudar mucho en la elaboración de este dulce, las compramos directamente en los supermercados o en tiendas especializadas, nada difícil de encontrar.
El otro elemento dulce es el cabello de ángel, que también lo vamos a encontrar fácilmente en las tiendas, su presentación es envases en conserva o en bote metálico cerrado. Abrir y degustar.

INGREDIENTES:
Hojaldre dos masas cuadradas
Cabello de ángel, un bote
Azúcar moreno
Un huevo

ELABORACIÓN
Vamos a colocar la masa de hojaldre sobre una llanda de horno, le vamos a extender por encima el cabello de ángel, colocaremos la otra masa de hojaldre por encima, uniremos los bordes de las dos masas haciéndoles unos pellizcos, pincharemos con un tenedor en varios sitios la masa, para que el aire salga y no se estropee la parte superior, untaremos con un huevo batido toda la superficie y añadiremos espolvoreando el azúcar moreno por encima. Hay quien le pone una pizca de canela también, a gusto siempre.
Horneamos durante 10 minutos a una temperatura de 200º con el horno ya precalentado.
Estaremos pendientes de la masa, su cocción es muy rápida. Una vez dorada, apagamos el horno y sacamos la llanda.
Presentamos cortadas en costillas, trozos alargados de forma rectangular.
Una variante, como bien veis en las fotos, es con Nocilla, Nutella. Otra opción
Y a disfrutar








domingo, 23 de octubre de 2016

Atún con pisto



INGREDIENTES para 2 personas.
2 rodajas de Atún (150-180 gramos por persona)
2 tomates maduros Podemos utilizar un Brick de tomate ya frito de 500 gramos
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
Sal y AOVE
Azúcar
Pimienta negra

ELABORACIÓN:

Vamos hacer un pisto normal, en mi caso, ya lo sabéis, me gusta asar los pimientos antes, sin llegar a su cocción total. Una vez templados, los pelamos y los despepitamos, reservamos. Mientras, vamos a freír los tomates a los que les habremos quitado las pepitas y en una sartén con dos cucharadas de AOVE lo freímos a fuego medio, hasta que el agua se evapore, picándolo con la freidera, dejándolo casi un puré con textura, añadimos dos cucharadas soperas de azúcar, para quitarle la acidez que pueda tener. Y según qué tomates utilicemos, tendrá más o menos, así que lo iremos probando hasta conseguir el punto deseado, salpimentamos al gusto. Cuando tengamos casi terminado el tomate incorporamos los pimientos, una vez troceados en tiras con los dedos. En este caso el pisto, que suele llevar otras verduras como berenjena, calabacín o cebolla, no le he puesto para potenciar el sabor intenso del atún.
Marcamos el Atún en una sartén con unas gotas de aceite y a fuego muy fuerte.
En una cazuela de barro previamente caliente, incorporamos el pisto, y las rodajas de atún marcado, cocinamos a fuego fuerte 10 minutos dando la vuelta a las rodajas a los cinco minutos.
Presentamos en la misma cazuela.

A disfrutar

sábado, 22 de octubre de 2016

Ensalada templada de pulpo y gamba roja


Para dos personas:
50 gramos de rúcula fresca
50 gramos de canónigos frescos.
12 gambas rojas frescas
1 pata de pulpo cocido
1/2 aguacate
1/4 mango
Pimentón rojo picante
Sal, AOVE.

Preparación
Las gambas las haremos en una sartén, plancha a fuego fuerte con una capa de sal gorda debajo, dos minutos por cada lado, y reservamos.
El pulpo lo podemos comprar ya cocido, lo vende en los mercados o bien lo compramos crudo y lo cocemos nosotros en las condiciones ya habituales. Lo presentaremos templado al igual que las gambas.
El aguacate le quitamos la piel, lo troceamos en láminas no demasiado finas. El mando haremos lo mismo, lo fileteamos en porciones de ración.
Las gambas, una vez templadas, las pelamos. Haremos un aliño con aceite, el pimentón picante, ojo, muy poca cantidad, menos de una cucharilla e café, y una pizca de sal y emulsionamos.
Vamos con la presentación, en un plato colocamos la base con las verduras, añadimos el mango, el aguacate, el pulpo templado y las colas de las gambas. Aliñamos con el aceite de pimentón y listo.
A disfrutar

lunes, 3 de octubre de 2016

Espaguetis con pollo al moscatel y salsa de piquillo (pimiento)



Para dos personas:

200 gramos de espagueti blanco.
150 gramos de pechuga de pollo troceada.
Salsa de piquillo.
Un vasito pequeño de vino moscatel.
AOVE
Sal y pimienta.

En una cazuela estamos cociendo la pasta según las indicaciones del fabricante, pero una media de 8 minutos una vez que empiece a hervir el agua a la que añadiremos una pizca de sal. Una vez pasado ese tiempo escurrimos la pasta para cortar la cocción, añadimos un chorrito de AOVE, removemos para que se mezcle bien y no se quede la pasta apelmazada.

Para las salsas de Piquillo (pimiento)
Preparamos la crema de pimientos en un cazo, sofreímos 2 ajos laminamos  en dos cucharadas de aceite de oliva de virgen extra, AOVE, una vez dorados, añadimos 6 pimientos de piquillo de lata, salpimentamos, cocinamos durante 15 minutos a fuego flojo, añadimos en ese momento 4 cucharadas soperas de azúcar, y el caldo de la lata de los pimientos. Removemos un par de minutos y aparatamos del fuego. RECETA
En un vaso de batidora introducimos todo, y añadimos dos cucharadas de aceite virgen extra, batimos y vamos añadiendo leche entera hasta dejar la textura deseada. Una crema ligeramente espesa.

La pechuga la cortaremos en trozos pequeños, de bocado, la salpimentamos. En una sartén añadimos dos cucharadas soperas de AOVE, cuando lo tengamos muy caliente añadimos los trozos de pechuga, rehogamos ligeramente, bajamos el fuego a la mitad, añadimos el vasito de vino moscatel y dejamos reducir, hasta evaporar todo el vino. Reservamos.

Presentamos en un plato los espaguetis en el centro, a los que habremos hecho un hueco central, ahí colocamos los trozos de pechuga dando volumen en altura, añadimos la salsa de pimientos de piquillo muy caliente por encima, hay que tener en cuenta que la pasta la tenemos templada.

A disfrutar.

lunes, 29 de agosto de 2016

Tacos de pollo y verdura



Unos tacos mexicanos hechos por un albaceteño con mucho respeto y cariño. 
Ingredientes para dos personas:
Tortillas de maíz
Una buena pechuga de pollo
Una cebolla mediana
Un pimiento rojo hembra de cuatro puntas
Un pimiento vede hembra de cuatro puntas
Albahaca fresca
Cayena
Sal y pimienta negra
AOVE

Preparación:
Vamos a trocear en juliana todas las verduras, la cebolla, los pimientos verdes y rojos. En una sartén con dos cucharadas de AOVE y una cayena, salteamos la verdura con una pizca de sal y a fuego medio-bajo. Hemos elegido los pimientos hembra, por su sabor más dulce, muy apropiados para comer en crudo, pero que esta receta tendrá su punto dulce y picante.
La pechuga la tenemos troceada también en juliana fina, la salpimentamos y cuando la verdura la tengamos a medio pochar, la añadimos.  
Las tortitas de trigo las hemos comprado en un supermercado, se calientan en el microondas, según las recomendaciones del fabricante, sobre los 15 segundos.
Las vamos rellenando con lo que tenemos en la sartén a fuego ya muy bajo, les añadimos una salsa de tomate al gusto, a mi me encanta la que hago dulce y picante.
Acompañamos con unas hojas de albahaca cortada muy finita por encima. Y unas patatas fritas.

¡A disfrutar!

jueves, 25 de agosto de 2016

Ensalada de pasta, rúcula y canónigos



Otra de nuestras ensaladas ricas y refrescantes, aptas para una cena de verano.
Para esta ensalada para 4 personas
Ingredientes:
300 gramos verdura, rúcula y canónigo
4 tomates Kumato
4 huevos cocidos
250 gramos de espagueti negro
1 aguacate
100 gramos de anacardos fritos con miel
3 latas de atún en aceite de oliva.
100 gramos de queso fresco de cabra, con poca sal.
AOVE, sal, pimienta y la limadura de la piel de un limón.

Preparación:
Ponemos los espaguetis a hervir según las indicaciones del fabricante, pero para dejarlos al dente mejor que pasados, con una pizca de sal, sobre los 10 minutos en el agua ya hirviendo. Añadimos los huevos que coceremos a la vez. Refrescamos la pasta y los huevos pasados ese tiempo y reservamos.
Las verduras las distribuimos en el plato para formar la base, colocamos encima los tomates Kumato cortados en cuartos, los trozos de queso encima de los tomates, y el aguacate troceado. Colocamos la pasta, encima ponemos el atún y los huevos partidos a la mitad.
Para la vinagreta, en un vaso añadimos 5 cucharadas de AOVE, unos cuantos anacardos machacados, una pizca de sal y la limadura de medio limón. Emulsionamos.
Presentamos en un plato grande añadiendo la vinagreta por todo su conjunto y unos anacardos sueltos. Le darán un punto de textura salado-dulce y crujiente muy curioso.

¡A disfrutar!

miércoles, 24 de agosto de 2016

Crema de Calabaza y Zanahoria



Ingredientes para 4 personas:

500 gramos de calabaza tipo cacahuete, por su color y sabor
250 gramos de zanahoria
150 gramos de patata
150 gramos de puerro
150 gramos de cebolla
Agua
Leche entera
50 gramos aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta recién molina
Nuez moscada
AOVE
Unos trozos de pan para hacer unos picatostes.

Elaboración:
Vamos a pelar todas las verduras troceado en tu tamaño pequeños para una mejor cocción, teniendo la precaución de lavar muy bien todas ellas.

En una cacerola vamos a cubrir todas las verduras con agua, una pizca de sal, aunque ya rectificaremos en su caso al final, y cocinamos por tiempo de 20 minutos. Será suficiente, ya que la calabaza, es la que más tarda y vamos a triturar después.

Escurrimos las verduras reservando un poco del caldo de la cocción, en un vaso mezclador, vamos a triturar todas las verduras, dejando la textura de una crema ligera. Rectificaremos de sal y añadimos pimienta recién molida, una pizca de nuez moscada, un hilo de AOVE, y un chorreón de leche entera, en su defecto podéis utilizar nata liquida.

En una sartén vamos a freír unos trozos de pan, haciendo unos picatostes, escurriéndolos bien de aceite en un plato con papel de cocina.

Reservamos hasta templar, la temperatura de servicio debe ser casi fría.

Presentamos en un plato hondo añadiendo los picatostes, decoramos con un hilo de AOVE y una hojas de cualquier planta comestible. En este caso he colocado una rosa de pitiminí amarilla, mi color preferido en las rosa.


¡Qué aproveche!

lunes, 22 de agosto de 2016

Ensalada de arroz



En el mundo pueden existir tantas ensaladas como imaginación tengamos, las combinaciones de productos son casi infinitas. Pero todas tienen un denominador común. Son frescas, muy digestivas, equilibradas y perfectas para una comida sana. Solo una cosa es importante, la combinación de los sabores.
Para esta ensalada para 4 personas
Ingredientes:
200 gramos de arroz tipo bomba
4 tomates Kumato
3 huevos para la tortilla
100 gramos de gamba blanca pelada cruda
Un bote de aceitunas con anchoas.
20 gramos de pasas sultanas
Unas hojas de albahaca fresca
100 gramos de queso fresco de cabra, con poca sal
4 champiñones medianos.
AOVE, sal, pimienta

Hervimos el arroz de la siguiente manera. En una cacerola colocamos el arroz y la doble cantidad en volumen de agua. Todo en frio. Una pizca de sal. 5 minutos a fuego muy fuerte y 13 a fuego mínimo. La sorpresa es que al pasar ese tiempo el agua se ha consumido por completo, el arroz está suelto y en su punto. Removemos y reservamos.
En una sartén con una cucharada de AOVE, saltemos las gambas salpimentadas con una copita de vino moscatel, reducimos y separamos 4 que reservaremos con su jugo para una tapa que acompañará al plato. Con el resto, vamos a hacer una tortilla muy planita, para lo que no batiremos las claras separadas de las yemas como hemos hecho en otras ocasiones para las tortillas esponjosas. Dejamos enfriar y troceamos en cuadraditos.
Troceamos los tomates en cuartos, es un tomate pequeño por lo que su tamaño es justo para ser un bocado perfecto.
En un bol grande añadimos el arroz, las aceitunas que habremos partido en trozos pequeños, las pasas, el tomate, la tortilla. Removemos para unificar.
Presentamos en un plato al que le pondremos un molde cuadrado o redondo al gusto, presionando ligeramente para que se mantenga firme. Añadimos unos hilos de AOVE por encima y las hojas de albahaca recién cortadas.
En una esquina de plato, colocamos una loncha de queso sobre unas hojas de albahaca. Y en el otro extremo pondremos un sombrero del champiñón asado sobre una sartén y dentro una gamba que teníamos frita con su jugo.

¡A disfrutar!

Empanada Murciana



La empanada murciana es una variante de las más famosas empanadas, la gallega o el famoso hornazo salmantino. Pero no tiene nada que envidiar las unas de las otras. Los ingredientes de alta calidad dignifican a todas. Y claro, en cada sitio aportan los mejores de esa zona.
Por eso la murciana tiene sus características muy concretas en sus ingredientes:
Una más fina y rica, pudiendo ser de hojaldre. Atún, un tomate de la zona bien frito, unos huevos duros y unas aceitunas verdes con sabor a anchoa.
INGREDIENTES:
Para la masa: 750 gr de harina de trigo 1/4 de l. de aceite de oliva (AOVE)1/4 de l. de vino blanco, sal y pimentón dulce. Calentamos el aceite, templamos más bien, añadimos la harina integrándola poco a poco, añadimos el vino, la sal y el pimento al gusto, removemos bien, hasta que podamos amasar con las manos y estirar con un rodillo, dejándola de un tamaño de un doble folio aproximadamente. Cortaremos por la mitad reservando una de las partes para poder cubrir al final.
Otra de las opciones es el hojaldre. Hay en el mercado muchas variedades y todas son aceptables, podéis comprarla ya hecha.
Para el relleno: 600 gramos de tomate frito casero, 4 latas de atún en aceite de oliva, 4 huevos duros, más uno crudo para pintar por encima, una lata de olivas con anchoas.
PREPARACIÓN    
En una sartén calentamos el tomate frito o lo freímos nosotros, al gusto. Importante el punto de sal y acidez, Yo la miel la suelo poner para equilibrar esa acidez que a veces nos da el tomate, una pizca de pimienta recién molida. Una vez que tengamos el tomate en su punto, añadimos el atún desmigado, las aceitunas partidas y los huevos duros troceados. La temperatura de este relleno debe ser siempre templada. Lo pasamos a un colador para escurrir todo el aceite sobrante. Dejamos enfriar.
Con la masa ya estirada, fría, pinchamos con un tenedor en varios sitios, para que el calor de su cocción pueda salir sin hinchar en exceso la empanada, colocamos el relleno encima. Cubrimos con la otra parte de la masa, pellizcando en sus laterales para dejar sellada la empanada, pinchamos con un tenedor la parte de arriba, al igual que hicimos con la de abajo. Pintamos la parte superior con un huevo crudo batido para darle brillo des pues de hornear.
HORNO:

Ya precalentado a 180º durante 40 minutos más o menos. Iremos mirando hasta que la parte superior se dore sin quemarse.

domingo, 21 de agosto de 2016

Ensalada de aguacate y mango


Ingredientes para cuatro personas.
1 mango
2 aguacates
300 gr de canónigos y rúcula
4 tomates Kumato
1 cebolla roja
Unas hojas de albahaca
2 huevos duros
Unas cuantas pasas sin pepitas
1 cucharada de aceite oliva virgen AOVE
1 cuchara de mostaza
1 cucharada de miel
Orégano

Elaboración:
Pelamos y cortamos el mango y el aguacate en lascas o rodajas. Cortamos el tomate en cuartos. Cortar la cebolla roja en rodajas finas.
Colocamos la rúcula y los canónigos sobre la base del plato, ponemos encima el aguacate y el mango alternativamente en línea. Disponemos la cebolla encima y añadimos los trozos de tomate, junto con las pasas. Colocamos medio huevo duro en el centro.

Para el aliño vamos a prepararlo en bol, al que añadiremos el AOVE, la sal, una cucharada de miel y una de mostaza, emulsionamos y lo añadimos por encima de la ensalada. Por último, le pondremos unas hojas frescas de albahaca y un poco de orégano.

domingo, 24 de julio de 2016

Pollo frito (Asado) con patatas y cebolla



Esta receta tiene su miga, me explico. No tenía horno donde la estaba cocinando, así que pensé la forma de hacer un asado pero en una sartén. Vamos con los
Ingredientes para 4 personas:
1 pollo de corral de aproximadamente 3 kilos.
500 gramos de patatas, 4 unidades hermosas.
4 cebollas medianas dulces.
1 cabeza de ajos morados.
Un vaso de vino blanco, en su defecto una cerveza de 33 cl.
Sal, pimienta, especies como tomillo, romero.

Preparación:
El pollo lo cortamos de tal forma que cada uno de ellos sea una tajada. Salpimentamos y en una sartén con 3 cucharadas de AOVE a fuego muy fuerte, lo doramos. Una vez dorado, bajamos el fuego al mínimo, añadimos la mitad del vino, la cabeza de ajos y las especies.

En otra sartén vamos a freír a fuego muy lento las patatas y las cebollas coartadas en rodajas finas y salpimentadas, en 3 cucharadas de AOVE, añadiendo la otra mitad de vino. Taparemos la sartén con una tapa de aluminio y durante 20 minutos la tendremos cocinando. Las patatas tienen que quedarse casi cocidas en su aceite y la cebolla transparente.

Una vez tengamos el pollo en unos 20 minutos se lo añadimos a las sartén donde estamos con las patatas y las cebollas. Subimos el fuego, doramos las patatas y las cebollas dejándolos en el punto de crujiente que queremos, se unifican los sabores del pollo y las patatas, todos sus jugos. Para que no se queden secos, debemos tener preparado, o bien algún caldo de pollo o en su defecto agua, incluso más vino o cerveza, pero con la precaución de añadirlo con suficiente antelación pata evaporar los alcoholes.

Presentamos en una fuente y adornamos con una ramita de romero.


¡A disfrutar!

viernes, 15 de julio de 2016

Tapa de gazpachos manchegos



Poco que explicar con esta tapa. Estamos haciendo el típico gazpacho manchego, aquí os dejo la receta, y se me ha ocurrido hacer la tapa de esta grandiosa comida manchega, ¡se nota que me encantan!
Justo en el momento de terminar de sofreír la pasta, hemos sacado unos trozos, le hemos puesto un trocito de pimiento rojo encima, unas mollas de pollo, unos trocitos de jamón y corona un trozo de champiñón. Hemos pinchado todo un una varilla de madera y a disfrutar de todos los sabores de la tapa de gazpachos manchegos.
Original a más no poder. Nadie, hasta hoy, la ha hecho.

¡A disfrutar!

jueves, 23 de junio de 2016

Ensalada de lentejas




Ingredientes para hacer Ensalada de Lentejas (para 4 personas):
1 tarro 400 gramos de lentejas cocidas de La Mancha
1 queso fresco mediano
1 tomate grande
1 zanahoria grande
1 cebolleta fresca pequeña
1 puñado de aceitunas con anchoas
1 pimiento verde hembra
2 latas de atún en aceite de oliva virgen extra
1 pizca de orégano
100 gramos de almendra recién frita a la que le pondremos sal
AOVE

Abrimos el tarro de las lentejas y las ponemos en un colador bajo el agua para limpiarlas y enjuagarlas muy bien, ese caldo que llevan no es recomendable.

Pelamos la zanahorias cortándolas en Brunoise, así como el tomate, el pimiento verde hembra (es el mejor para comer en crudo) y la cebolleta tierna.
La aceitunas le quitaremos el agua que llevan, escurrimos bien.
El queso lo cortaremos en dados más o menos grandes según nuestro gusto.
Vamos a presentar la ensalada.
En una fuente, en este caso redonda, colocamos las lentejas, vamos añadiendo el tomate, el pimiento, la cebolleta, la zanahoria y el atún por encima, adornamos con el queso, las aceitunas y las almendras, éstas nos darán el toque salado necesario para la ensalada.
Aliñamos con el AOVE, y si es de nuestro, gusto preparamos una vinagreta con AOVE, el zumo de medio limón, rayamos las corteza y una pizca de sal. Batimos para emulsionar y aliñamos. Un poco de orégano fresco. Y a comer fresquita

miércoles, 8 de junio de 2016

Ensalada fresca de Tomate y queso fresco Txentxo



Para dos personas
·         3 tomates Raf.
·         Un queso fresco de oveja manchego
·         Albahaca fresca
·         Aceituna verde
·         Sal negra, AOVE.

Lavamos los tomates, los secamos y pelamos, procurando que la piel la cortemos de un tirón para después hacer unas decoraciones. Los cortamos en rodajas de un centímetro aproximadamente.
Cortamos el queso fresco en trozos cuadrados aproximadamente del mismo tamaño que las rodajas de tomate.
Vamos intercalando una rodaja de tomate y un trozo de queso.
Adornamos con unas hojas de albahaca fresca recién cortada y las aceitunas verdes.
Salamos con sal negra,
Dejamos caer por encima un hilo de AOVE al gusto.

Decoramos por fin con unas flores de rosa hechas con la piel de los tomates.

jueves, 19 de mayo de 2016

Merluza confitada con verduras



Para dos personas:
400 gramos de lomos de merluza. En este caso la he comprado congelada.
100 gramos de judías verdes planas congeladas
100 gramos de guisantes congelados.
2 patatas medianas.
AOVE
Dos ajos
1 hoja de laurel
Sal

Elaboración:
Las verduras las coceremos en agua hirviendo y una pizca de sal. Importante medir los tiempos para que las tres partes de la recetas coincidan en el tiempo final.
Las dos patatas las vamos a cocer durante 10 minutos, bien lavadas y enteras, sin pelar, junto con las dos verduras. Al pasar ese tiempo las pondremos en una llanda de horno o fuente de cristal y las asaremos exclusivamente con el grill durante 10 minutos a 250º, una vez cortadas por la mitad, añadiéndoles una pizca de sal.
Para confitar el pescado lo haremos en un cazo alto, pondremos los lomos de merluza descongelados, los dos ajos y la hoja de laurel, todo en frio. Cubriremos con AOVE. Tiempo 20 minutos, temperatura no más de 70 grados. Yo mido la temperatura de una forma muy práctica. Meto el dedo, tengo que sentir la temperatura sin llegar a quemarme. Y os aseguro que es una buena forma. Lo legal es tener un termómetro de cocina y ajustarse a la técnica. Al final explicaré el porqué de la cocción confitada.
Sacaremos el pescado reservando en un plato para que deje el sobrante del aceite, aunque podréis comprobar que es justo el que necesita. Podemos recuperar todo el aceite, nos servirá para los fritos que queramos de pescado.
Presentamos en un plato sobre la base de las verduras al dente y calientes los lomos de merluza. Ponemos en las esquinas los dos trozos de patata cocida-asada.

Confitado:
El confitado es una técnica especifica de cocina referida en especial a carnes, aunque hoy en día se elaboren confitados con pescados (salmón, atún y bacalao principalmente) y verduras y hortalizas.
Consiste en introducir el género en un tipo de grasa (mantequilla clarificada, aceite de oliva, manteca de cerdo, etc.) y cocinarlo a baja temperatura (entre 60 y 90 ºC, dependiendo el género) hasta que este cocinado.
De esta manera con el confitado se consigue que las grasas se fundan en el medio de cocción y los jugos que no son liposolubles se queden dentro del alimento dejándolo jugoso y tierno.
Los pasos para hacer un confitado son:
Preparación del alimento, eliminando grasas innecesarias, limpiándolo si hiciese falta.
Selección de los elementos aromáticos a utilizar. Laurel, tomillo, clavos, ajos, romero, tomillo, etc. Son sólo algunos de los elementos que podemos utilizar. La sal siempre al final, antes de servir.
Se cocina troceado por raciones o bien por piezas si es un género pequeño.
Debemos controlar la temperatura en todo momento y que no haya ebullición ni que la grasa humee. Lo mejor es utilizar termómetros especiales que se sumergen en el género o bien por infrarrojos.

De la web directo al paladar

lunes, 16 de mayo de 2016

Espaguetis con verduras salteadas.



Para dos personas hemos utilizado:
200 gramos de pasta, espaguetis con fibra al huevo, en este caso.
50 gramos de guisantes congelados.
50 gramos de judía verde congelada.
Medio pimiento rojo
Medio pimiento verde.
1 cebolleta tierna.
Una alcachofa hermosa.
AOVE
Sal

Elaboración:
Vamos a cocer la pasta según las indicaciones de cada fabricante, pero una media de 10 minutos desde que el agua esté hirviendo es una buena medida. Yo le pongo además una pastilla de caldo de verduras de la marca que cada uno le guste más. La escurrimos y enfriamos en abundante agua fría. Añadimos unos hilos de aceite de AOVE removiendo para que la pasta no se quede pegada.
En un cazo con agua caliente vamos a colocar las judías y guisantes con una pizca de sal. Cuando vuelva a dar un hervor, colocaremos la alcachofa limpia y entera. Cuando el agua vuelva a hervir tomaremos el tiempo de 5 minutos más y enfriaremos en agua helada, un cuenco con agua y cubitos. Reservamos escurrida esta verdura.
En un sartén con una cucharada de AOVE, saltearemos las verduras restantes cortada en brunoise los pimientos y en juliana la cebolleta, una pizca de sal y a fuego medio hasta pochar ligeramente estas verduras durante 10 minutos. En ese momento ponemos en la sartén el resto de las verduras cocidas, antes la alcachofa la habremos partidos en cuartos, saltemos un par de minutos para que todos los sabores se mezclen. Añadimos, entonces, las pasta escurrida, salteamos de nuevo y cocinamos por un par de minutos más. Conseguimos unificar los productos y los sabores.

Presentamos la pasta y las verduras procurando que las alcachofas den altura al plato.

jueves, 7 de abril de 2016

Taller de Cocina Con Sentido



Esta entrada de hoy en el blog es muy especial. Hemos preparado dos recetas. El típico Zarangollo murciano y además con una variante de Cieza con calabaza, la segunda receta es una tapa de pulpo con alcachofa.

Y estaréis pensando que estas recetas ya están en el blog. Y así es. Pero os voy a contar cómo y por qué las vuelvo a poner.

Hemos preparado estas recetas entre seis personas.

Vamos a ello. Para el Zarangollo, ha sido Patri quien ha traído los productos: tres calabacines muy hermosos. Seis huevos, dos manojos de cebolleta fresca, eran seis, y dos patatas medianas tirando a grandes. Aceite, AOVE, y sal ya había en el piso. Tranquilos, todo tiene su explicación, pero a su tiempo.

Yo he llevado una calabaza tipo cacahuete mediana, tres alcachofas pequeñas y un tentáculo, pata, de pulpo ya cocida y con su salsa, un par de limones.

Vamos con la elaboración.
Patri muy decidida dice que ella se encarga de los calabacines. Comenta que los lava antes de cortarlos en rodajas. Nos dice también que su costumbre es no quitarle la piel. Y como sabemos, no pasa nada por no quitarla, de hecho nos aportan vitaminas. Encarna le prepara una tabla de cortar mientras ella busca en los cajones un cuchillo de cocina mediano. Ella no lo ve, pero os digo que los hay de colores y eligió el azul.

Mientras, Pedro dice que él se atreve con las patatas. Se hace un hueco, busca otra tabla y un cuchillo pequeño y a pelar, pero dice que sería mejor un pelapatatas. Nos ponemos a mirar en los cajones mientras él toca en los cajones. Al final encuentra dos. Con uno es suficiente. Y se dedica a las patatas. Mientras es Carmen quien ataca a las cebolletas para cortarlas en juliana. Vaya nombre, se lo explico y una cosa más que aprendemos. Los fuegos se van a poner en marcha.

Suscita la primera controversia. Sartén o cacerola. Y les comento que es indiferente para pochar la verdura. Si solo se utiliza agua es válida cualquiera de las dos y, por seguridad y comodidad, Patricia decide que la cacerola le irá mejor. Los fuegos en esa cocina son mixtos, de gas y eléctricos. Patri busca un encendedor eléctrico en uno de los cajones y tarda en encontrarlo. Otro grupo lo había cambiado. En este piso tipo de la ONCE se dan varios talleres de cocina con distintos niveles. El aceite, AOVE, es lo primero que busca Patri para añadirlo en la cacerola, con su prudencia pregunta que cuánto le pone. Y yo le digo que a su gusto, que como lo haga siempre. Me fijo y pone, con mucha habilidad, como dos cucharadas de aceite. Es suficiente. El calabacín soltará su agua. Lo pone a fuego medio. El interruptor está preparado en números y al girarlo se nota como un clic en cada número.

Cómo notaréis, sigo asombrándome de lo que veo y siento. Ya tiene cortados los tres calabacines en rodajas. Y a la cacerola con una pizca de sal, la cantidad que le coge entre tres dedos. Esperanza, siempre al quite, busca una tapa para la cacerola y a esperar su tiempo. Mientras, Pedro terminando de pelar las patatas. Como las ha lavado antes en el agua, algún trozo de piel se queda en ellas. Carmen se lo dice. Comento que como ya están bien lavadas no importa. De hecho cuando las hacemos asadas en el horno nos la comemos con esa piel crujiente tan rica. Las trocea con habilidad como si fueran para una tortilla. Nunca la ha hecho. Salvo en el microondas. Será nuestro siguiente reto. Una tortilla española de toda la vida. Y Carmen, terminando su Juliana ya. La deja toda cortada en plato a la espera de hacerla protagonista en el fuego. Todo se andará. Pero es el turno de la sartén y las patatas. Pedro se busca sus mañas para encender el fuego eléctrico. Intenta recordar cuál y en qué orden estaban los interruptores. Esperanza le confirma lo que él ya intuía. El tercero por la izquierda. Los dos primeros son los del horno. Una sartén pequeña y el aceite. Es un pequeño problema con las cantidades a echar de una botella directa es difícil medir cantidades. Hay o debe haber dosificadores. Los buscaremos. Dos cucharadas aproximadamente. Las patatas a la sartén y a esperar 15 minutos moviéndolas.

Él tiene un reloj muy especial. Es para invidentes, se levanta el cristal, pero eso no lo hace tan especial sino que es un Seiko. De esos que la maquinaria es japonesa y no falsa. Está muy orgulloso y con razón. Lo programa para ese tiempo. Pero se oye la voz de Rocío que dice que ya ha puesto la alarma en el reloj del frigorífico con los 15 minutos. ¡Qué despierta es Rocío!, una niña con unos ojos para comérselos de bonitos y vivos que los tiene. Cuida de su hermano de meses mientras su mamá, Patri, está con los calabacines peleándose.

Es la hora de la calabaza. Les cuento un poco de la historia de esta modalidad. Y de la curiosidad de su forma de cacahuete grande. La tocan y se sorprenden de la forma, el peso y la piel. Patri dice que no la pela, que ya lo intentó una vez y que casi se corta. No me extraña, sabéis que esta calabaza tiene la piel muy dura, y si no se tiene algo de destreza es fácil que el cuchillo se nos vaya. Pero como es una valiente le digo que le enseño una técnica de coger el cuchillo cebollero: lo inclinamos para cortar hacia afuera y con la mano izquierda sujetamos muy bien la calabaza, los nudillos son los que medirán la distancia de corte exterior podrá pelarla con éxito. Y lo consigue, ¡Bravo por Patri!

Su niño llora, parece que tiene hambre, y con ese amor que solo una madre sabe le da el pecho.

Pedro se anima con la calabaza ahora y dice que él la corta en tiras para cocinarla. Pues nada, al tajo, con una maña bastante aceptable, se lanza a trocearla y eso que el asiento, (parte plana que toca la tabla para que no se mueva), que le da al partirla por la mitad no es el mejor. Hay que decir que la calabaza por dentro es parte hueca, por lo que al partirla por la mitad y ponerla boca abajo cuesta un poco pero sale airoso del trabajo.

La sartén con las patatas van terminándose, el tiempo marcado se acerca, le ha dado vueltas con mimo, colocando la rasera por encima para saber dónde y cuántas están en la sartén, algo que a mí me asombra, normal. Hay que dejar unas pocas fuera en un plato para después preparar la variante del zarangollo ciezano. Se cumplió el tiempo de las patatas, las va añadiendo a la cacerola que Patri ha tenido con mimo cocinando, deja en un plato el resto, algún trocito se salió de la sartén, pero al terminar repasa con la mano alrededor con cuidado del calor del fuego y comprueba el resultado, un trocito estaba fuera.

En ese fuego pone esa misma sartén a la que le añade dos cucharadas más de aceite, esa medida ya la tiene por la mano. Toca la cebolleta fresca que nos cortó Carmen, la pone, le añade esa pizca de sal como le puso a las patatas, y busca la tapa para cubrir la sartén de nuevo. Mide la intensidad del fuego para que se pochen lentamente.

Parecería ahora que estábamos parados. Los fuegos en marcha con los calabacines, con las patatas cocinándose, en el otro la cebolleta igual.

Toca otra sorpresa.

Las alcachofas para la famosa tapa de pulpo con alcancil, vamos la alcachofa que se llama así indistintamente. Un valiente y es Pedro quien de nuevo se anima. El dice que les corta el rabo y que después las pela con el cuchillo hasta que las hojas están blandas. Perfecto, es una forma más de cortarlas. Pero aquí si les propongo que las alcachofas las pingamos en un bol con agua y el zumo de un limón, para que no se pongan feas, se oxiden. Vale también un buen puñado de perejil, pero en este caso es el limón el que va al bol con el agua. Carmen dice que ella les deja el rabo a las alcachofas. Por supuesto que es válido también. "Pero cada maestrillo tiene su librillo" y en este caso fue Pedro quien inició la aventura. Las pela, las colca en ese bol, Esperanza busca una cacerola y a... hervir el agua. Las echa después de pasarlas con el agua de limón añadiendo un poco de esa agua a la cacerola. La pregunta de siempre que se cocina ¿Cuánto tiempo? La respuesta es fácil, sobre los 10 minutos desde que empiece a hervir el agua. Y según el tamaño de las mismas. Otra cosa que nos cuenta Pedro es el sonido. Sí, hay que prestar atención a los sonidos que hacen los alimentos en la sartén, cacerola o cualquier objeto que tengamos en el fuego, nos dice qué ocurre y cómo van cocinándose. Otra de las cosas que yo aprendo. Creo que al final voy a ser yo quien aprenda de ellos.

Repasamos rápidamente.

En la cacerola tenemos casi terminada las patatas y los calabacines a falta de ponerle la cebolla que ya la tenemos terminándose en la sartén.
En la otra cacerola cociéndose las alcachofas. La calabaza troceada a la espera de que la cebolleta deje libre esa sartén.

Una cosa nueva más. El pulpo para la tapa llevará un aceite de canónigos. Les cuento cómo lo vamos hacer, en un vaso de batir colocamos un puñado de canónigos, Es Patri quien se lleva la mano al Tupper y saca un puñado dejando la mitad para la presentación, los pone en ese vaso y añade como 3 dedos de aceite. Y vuelta con el problema de las mediciones, podemos hacerlo de otra forma. Llenamos un vaso pequeño de aceite y esa sería la medida para hacerlo. Pero en este caso sus ojos somos nosotros, le sugerimos que un poquito más de lo que ella ha puesto. La batidora en su sitio la consigue a la primera. Busca el enchufe con la batidora ya dentro del vaso. Toda precaución es poca. Sujeta el vaso con su mano izquierda y leña a la batidora. ¿Cuánto tiempo? ¡Pues eso digo yo! que el que crea que habrá hecho un puré muy liquido con el aceite y los canónigos. Sube y baja hasta que crea que está. Lo vamos a cola, solo queremos ese aceite con el sabor del canónigo, y perfecto en un vaso ha colocado el colador que encontró en el segundo cajón y con una cuchara sopera que le acerco presiona en el colador hasta que le ha sacado todo el jugo a ese mejunje batido.

Mientras Pedro pone en el microondas el Tupper con el pulpo que ya traje cocido. Esa será otra clase especial sobre el pulpo y sus formas de cocinarlo. Dos minutos a máxima potencia y listo, vuelta a medir el tiempo. En este caso el micro avisa.

Todos queremos probar el sabor especial de ese aceite con canónigos, hasta Rocío se atreve. Una cuchara a la que le pongo un poquitín de ese aceite y una pizca del jugo del pulpo. Me gustaría que hubierais visto la expresión de su cara. Aquí sí que no hay mentiras, les gusta y mucho.

Tenemos terminada la cebolleta, a la que Pedro le ha dado vueltas con cariño y paciencia, en la cocina no hay prisa y si mucho amor. A la cacerola con casi la totalidad de ella, el mismo proceso, tocándola con la parte plana de la rasera sabe dónde y cuánta hay en la sartén para reservar un poco. Ahora es cuando le añadimos la calabaza ya troceada, una cucharada más de aceite, AOVE, y a pochar de nuevo, la calabaza se hará enseguida, está cortada en trozos muy finos.
Ya casi tenemos los tres platos terminados, Zarangollo murciano al que Patri le va a poner los huevos que quiera, y decide que como somos 6 en total le pondrá 5 huevos. Pues muy bien, los casca con habilidad en un plato uno a uno para asegurarse que no tendrá cáscaras dentro de la cacerola y adentro. Solo le queda remover y romper esos huevos y con el calor que ya tiene la cacerola se terminarán de cuajar, Probamos de sal y acertamos no añadiendo más. Está en su punto.

Añadimos as patatas a la sartén donde teníamos la cebolleta y la calabaza y terminado ese plato con un huevo roto por encima removiendo un poco. La cantidad es pequeña pero suficiente para notar su sabor distinto. Se me ha olvidado llevar unas ñoras para colocarlas en la tapa del zarangollo ciezano, pero en ese momento Carmen, removiendo entero el frigo para reordenarlo, descubre una bolsa con dos ñoras. La alegría es completa. Probaremos la tapa completa. Patri toma una, la desmenuza en un plato para que no tenga pepitas, añade unos trocitos a la sartén donde se está terminado la tapa y se sumará ese sabor al que ya tenía.

Vamos a emplatar y presentar los tres platos.


De la cacerola con el Zarangollo, retiramos una buena cucharada que colocamos en un plato redondo. Al lado colocamos otra porción del zarangollo ciezano al que Rocío le pone un trocito de ñora como peineta encima, queda muy propia y bonita.

Y para la tapa del pulpo colocamos las alcachofas ya cocidas y cortadas por mitad en un plato redondo amplio. Ponemos un trocito de pulpo encima de cada alcachofa y salseamos con los jugos del pulpo y el aceite de canónigos Queda precioso.

Foto de familia, todos juntos con nuestras recetas emplatadas para confirmar que podemos hacer lo que nos dé la gana.

Cada uno se lleva en su Tupper lo que ha sobrado de las recetas y poder disfrutarlas con su familia.


Llega María Dolores a pasar revista en ese momento, si llega cinco minutos antes prueba las tapas. Nos hace una entrevista que graba en su móvil para pasarla a todo el grupo de Cocina Con Sentido y disfrutar todos de lo que hemos hecho hoy.